Ferretería, cerrajería, suministro industrial y bricolaje.

EDITORIAL

La ley de la costumbre desaparece de nuestro sector

Hace nos años, antes de que la crisis nos acometiera, el sector se movía por reglas lógicas y las empresas se preparaban para aprovechar los productos estacionales, los descuentos fin de campaña, etc.
Ahora, la verdad es que las empresas no saben a que atenerse. Las programaciones son difíciles de encajar y las buenas temporadas ya no se ajustan a reglas, como antaño.
El año empezó especialmente flojo, pero parecía que después de la cuesta de enero la cosa prometía, aunque existía una cierta cautela antes de cantar victoria. De hecho un dirigente de una central de compras me confesaba que existía mucho temor en su organización con los resultados de este año y que sí lograban llegar a crecimiento 0, podrían darse por contentos, porque no veían que el desarrollo de 2015 diera para mucho.

Leer más...

2015, ¿otro año de transición?.

2014 ya se acaba y no creemos que vaya a suponer ningún tipo de recuerdo para el sector. No se han producido hechos reseñables y terminamos el año casi igual que lo empezamos.
Es cierto que a nivel de macroeconomía las cosas van mejor, nuestra deuda ronda los 100 puntos, cuando andábamos cerca de los 400, las cifras del paro también son positivas, los adheridos a la Seguridad Social han crecido, los autónomos también e incluso los índices de actividad también han crecido. Los créditos están ahí, aunque los intereses son muy altos y sirven para que los bancos hagan sus negocios con los tipos de interés, independientemente de que prestan dinero al que lo tiene y le pueden sacar algo a nivel de garantías, porque a quien de verdad lo necesitan no es tan fácil acceder a esos créditos, si no encuentran de donde tirar en caso de impago.

Leer más...

La defensa de nuestros valores

Durante muchos años el canal ferretero desarrolló una singladura continuista basada en al falta de competencia a grandes rasgos. La irrupción del hipermercado y después de las grandes superficies de bricolaje, llevaron consigo la pérdida del papel preponderante de la ferretería en la distribución de los productos característicos, hasta entonces.
Hubo que buscar una estrategia defensiva para recuperar a ese cliente que te visitaba para informarse del producto y luego iba al hipermercado a comprar, porque era más barato. Esa estrategia se basó en el poder de prescripción y en el buen consejo profesional para contrarrestar la influencia del precio de la gran superficie. Se apoyaron en ello y lo defendieron hasta la saciedad sin que se lograran resultados espectaculares, pero al menos, se logró que estos argumentos unidos a la proximidad y la confianza surtieran efecto y se mantuviera una clientela fiel ávida de obtener información antes de efectuar la compra.

Leer más...

El curso se acerca a su final

Nos encontramos prácticamente en el mes de noviembre y 2014 está en sus coletazos finales. Echando la vista atrás, no se puede decir que haya sido un año de grandes movimientos, aunque sí de grandes presagios, como la conocida serie de canal +, “Juego de Tronos”, que siempre parece que va a haber acción y todo se diluye en la cantidad inmensa de situaciones y personajes.
Profer inició su andadura haciendo poco ruido para luego comprar Fercodis y ampliar su espectro de cara a los atribulados fabricantes, que siempre se quejan, pero que siempre pasan por el “ojo de la aguja”.
COMAFE saltó de NCC e hizo retemblar los cimientos de ese nuevo cooperativismo de sociedad limitada. Pero, al final más de lo mismo, nuevos grupos, aumento de la atomización ferretera y los fabricantes haciendo cola para intentar meterse en la organización e intentar lograr las ventas que no logran cada día en sus negociaciones.

Leer más...