Ferretería, cerrajería, suministro industrial y bricolaje.

Lunes, 26 Enero 2015 11:52

Miquel Ollé, director comercial de Arcas Ollé

Written by 
Rate this item
(0 votes)

IMG 1266 optMASFER¿Cómo se lleva en una empresa de corte familiar la transformación a gran empresa?.
MIQUEL OLLÉ. –“Hay que asimilar este cambio y moverse cada uno en el ámbito que le ha correspondido en su momento. Hasta hace siete años era el responsable financiero de la empresa. Nos sentamos, hablamos y se decidió que pasará desempeñar la dirección comercial.
También es cierto que nos rodeamos de un equipo, compuesto por gente externa a la familia que nos aporte aires nuevos en la manera de dirigir u otras áreas que, por la dinámica diaria, no somos capaces de apreciar. Desde el año 1995 estamos implicados en la empresa los cinco hermanos, nos llevamos bien y los resultados son positivos, no se sí seguiremos así cincuenta años más, pero los resultados son favorables y, a corto plazo, no vamos a cambiar, aunque al ser flexibles, sí viéramos que algo no funciona nos reuniríamos y lo resolveríamos en un momento dado”.

 

MASFER. ¿Qué visión tiene del mercado nacional de su sector?.
MIQUEL OLLÉ. –“El mercado nacional padece una crisis, aunque nosotros hemos logrado crecer. La razón habría que buscarla en el cierre de uno de los fabricantes nacionales líderes y que nos hicimos con parte de su red comercial.  Son gente que sabe vender cajas y donde las tenía que vender, lo que significó que nuestra implantación ha sido muy buena en poco tiempo, porque ellos querían vender cajas y nosotros teníamos un producto que vender, con lo que el acuerdo fue rápido y de forma satisfactoria para ambas partes.
El mercado nacional ha bajado a nivel de cifras, porque el principal motor de cajas domiciliarias era la construcción que está como todos sabemos. Otro factor importante es que en los últimos años está entrando mucha caja económica en el sector retail y los propios grupos de ferretería a precios muy económicos. Lo consideran caja fuerte aunque no lo sean, pero el pequeño consumidor  que busca precio, lo encuentra aquí por 40 € para cubrir necesidades, aunque se engañe a nivel de seguridad.

Por otro lado sí que se ha notado un incremento en el segmento en el que las empresas buscaban una caja por obligado cumplimiento, como compraventa  de oro, arma corta, administraciones de lotería,  que necesitaban una caja de grado, pero que tampoco van a cubrir la caída de la construcción, ni se va a llegar a los niveles de hace diez años.
Sin embargo, nosotros hemos apostado por ello y además nos hemos preocupado de venderlos en el exterior para cubrir esa caída del mercado nacional”.

MASFER. Ollé ha apostado por la innovación, como demuestra el sistema Ocluc. ¿Qué problemas ha presentado su desarrollo y cómo han encajado esta innovación los clientes?.
MIQUEL OLLÉ. –“Nosotros teníamos que pensar en algo que contrarrestara a la caja económica. Después de analizar varias propuestas, llegamos a la conclusión de que debíamos de aportar más prestaciones a la caja domiciliaria. También apreciamos el incremento en los hurtos domiciliarios que tanto preocupan al consumidor.  Por ese motivo buscamos unas cajas que pudieran conectar con una central receptora o con familiares que te pudieran abrir la caja. El proyecto surgió hace dos años con un proceso de desarrollo de año y medio en el que se realizó un estudio en profundidad, testeamos los modelos y al final de 2013 ya salieron los primeros modelos al mercado.
Este sistema se ha implantado en toda nuestras gamas de cajas domiciliarias que son tres más un modelo de las denominadas cajas de cobro. No dejan de ser cajas domiciliarias con sus prestaciones habituales, pero con una serie de ventajas propias de las cajas profesionales.
El grado de aceptación de nuestros clientes distribuidores es muy alto, pero aprecian que aún tiene que pasar un tiempo para que puedan transmitir toda esta información al consumidor. Esta labor también se realiza desde fábrica y nos complace comprobar que esta innovación gusta y que tiene mucha aceptación en el mercado.

Las funciones de estas cajas son de carácter modular y son como sí compráramos un vídeo que cuenta con 100 funciones y que cada uno utiliza las que necesita. No significa que vaya a pagar más por usarlas, ya que está todo incluido en el precio final, pero según que tipo de cliente las utilice, aprovechará más o menos de las mismas. Nosotros les prescribimos que puede utilizar a nivel doméstico, como ese código que se envía a la central receptora o a las diez personas que designes, que te pueden robar, sin que exista sobreprecio es un argumento de venta bastante válido.
A nivel de las cajas que manejan efectivo, les vienen muy bien las otras prestaciones como retardo, control de usuarios, etc”.

MASFER. Realmente, ¿la seguridad es tan fácil y económica?.
MIQUEL OLLÉ. –“La seguridad tiene el valor que tienes que darle. Es utilizar el sentido común para adquirir la seguridad que necesita. Cuando se compra una caja fuerte hay que analizar lo que queremos proteger. Existen muchos modelos, pero hay que valorar el contenido que se debe proteger. Sí queremos introducir documentos, habrá que valorar la protección contra el fuego, sí son joyas o dinero la resistencia a la apertura, etc.
Esperamos que en el futuro este mercado se regule a nivel de normativas y nos acerquemos más a Europa, en este sentido, donde el marco legal lo fijan las compañías de seguros que priman por las medidas de seguridad. Aquí funcionamos a nivel diferente a los demás mercados, ya que no existe ninguna obligatoriedad a los comercios de poseer el tipo de caja, pero son las compañías de seguros las que marcan el camino a la hora de escoger el modelo de seguridad”.

MASFER. ¿Qué acciones ha desarrollado Ollé para paliar la caída de consumos del mercado nacional?.
MIQUEL OLLÉ. –“A partir de 2010 incorporamos una nueva red comercial y renovamos completamente nuestra línea de productos. El cliente necesita conocer que le ofrecemos un buen producto y para ello es necesario lanzar constantemente nuevos modelos que se convierten en armas comerciales para tu red. Como fabricantes tocamos todos los segmentos donde se pueden vender cajas  (profesionales, domésticas, ignífugas, armarios de seguridad, soporte de datos, etc) y poseemos un catálogo bastante completo que también nos ayuda a vender.
MASFER. ¿Cuáles son los planes de futuro para esta empresa?.
MIQUEL OLLÉ. –“Siempre que me preguntan como va la empresa, respondo que bien y con mucho camino para recorrer los próximos años. Los proyectos a corto plazo, tenemos muy claro por donde queremos ir y tenemos la suficiente flexibilidad que nos permite detectar con tiempo suficiente por donde se va a orientar  o que va a necesitar el mercado los próximos años. Debemos estar preparados para cuando se produzca esa necesidad, estar perfectamente preparados para asumir el cambio. Nuestra estructura flexible nos permite readaptar la producción hacia donde haga falta, aspecto que las grandes empresas de estructura pesada lo tienen más difícil de realizar.
De todas formas, una caja fuerte no deja de ser una caja fuerte y tampoco es tan sencillo de revolucionar su diseño o prestaciones. Ocluc es una prestación muy sencilla que no deja de ser un dispositivo que aumenta las prestaciones de la caja fuerte, además de aportar una conectividad que potencia la seguridad. Creo que vendemos tranquilidad, que ya estamos nosotros para desarrollar otros elementos que le den confort y garantías.
A nivel de ferias acudimos a SICUR y Ferroforma, pero los resultados de la última edición de ésta, nos hacen plantearnos volver. No podemos olvidarnos del mercado de la ferretería, pero sí no hay resultados deberemos mirar hacia otro lado, que puede ser el campo de la seguridad internacional, en el que hasta ahora no hemos tomado parte.

Read 515 times
Login to post comments