Ferretería, cerrajería, suministro industrial y bricolaje.

Lunes, 26 Enero 2015 11:57

La distribución quiere recuperar al cliente

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Durante los últimos días y en diferentes lugares , hemos oído la misma frase, “tenemos que hacer que el cliente venga a nuestras tiendas y que disfrute de la compra. Tenemos que lograr que el cliente acuda a las ferreterías a ir de compras y no sólo a comprar cuando necesita algo”. Buena frase y mejor objetivo nada fácil de cumplir. Y no es que los ferreteros no estén facultados para lograrlo, sino porque deben cambiar muchas cosas y muchos conceptos para recuperar a ese cliente que hemos perdido.
Hay que reconocer que nuestros productos no enamoran como los otros establecimientos, pero nuestras tiendas tienen una gran dosis emocional. La proximidad, el consejo amigo, la solución a una tragedia, etc eso se consigue en el ferretero del barrio, que es como de la familia, o al manos lo era.

 

Eso es lo que debemos recuperar para que los clientes vuelvan a las tiendas. Las ferreterías son “cool center” de soluciones cara a cara, sin teléfonos ni Internet de por medio. Sí recuperamos ese espíritu será mucho más fácil lograr ese objetivo que persiguen los directivos de muchos grupos y empresas. Sus ideas y razonamientos son válidos, pero carecen de la suficiente dosis de emoción que enganche al cliente.
Es muy positivo fidelizar al cliente con regalos y promociones, así como lograr una enseña fuerte que se vea en las fachadas de todas las ferreterías. La marca engancha y sí se logra ese objetivo, apoyado en una buena campaña de imagen promocional, quizás podremos cantar victoria al final y así lo deseamos.
Sin embargo, el cliente no ha abandonado las ferreterías por falta de confianza o porque no encuentre allí soluciones. Desgraciadamente, la situación económica ha sido el detonante de esta pérdida de masa crítica y no es una escusa, aunque pueda parecerlo. La parada de la construcción, la pérdida de empleo de un gran porcentaje de clientes de las ferreterías, la inseguridad en el empleo y la falta de ingresos han hecho que el cliente no piense en la ferretería como un centro de soluciones e ilusiones sino como un sitio donde gastar más. Eso es lo que tenemos que evitar y recuperar el papel anterior de la tienda de las soluciones, como cuando éramos pequeños. La ferretería huele a tradición y eso no se puede olvidar, a pesar de que el sector deba renovarse, mejorar las tiendas y el surtido, la iluminación, decoración, señalización, popularizar las ofertas y volver a efectuar las rotaciones de escaparates que parece que se han olvidado. Oscar Madrid dice en este mismo número que “La principal noticia para el sector es que está todo por hacer” y tiene toda la razón, pero no olvidemos nunca quien somos y lo que representamos, porque esa esencia es la que ha hecho que la ferretería fuera algo familiar e imprescindible en la vida de los barrios o de los pueblos.
Siempre se ha dicho que la prescripción y el stock eran los principales valores del ferretero, pues vamos a ver sí los ponemos a trabajar de una vez con todos esos conceptos que están ofreciendo las distintas organizaciones con un buen criterio emanado de los estudios y diseños que han realizado.

Read 1433 times Last modified on Lunes, 26 Enero 2015 11:59
More in this category: « El curso se acerca a su final
Login to post comments